noticia1

Todo sobre la fotodepilación. Láser y luz intensa pulsada.

La fotodepilación consiste en eliminar el pelo a través de un rayo luminoso, empleando bien láser o bien Luz Intensa Pulsada (IPL).

El láser es un rayo de luz monocromática, es decir, tiene una sola longitud de onda, en contraposición con la luz normal, que cuenta con gran variedad de longitudes de onda.

Aunque actúa de la misma forma en tratamientos de fotodepilación, la Luz Intensa Pulsada (IPL) no es láser. Se trata de luz policromática normal (incluye luz de muchos colores o longitudes de onda), pero de una gran intensidad y en pulsos muy cortos. Mediante la utilización de filtros ópticos de corte se consigue seleccionar la longitud de onda adecuada para cada tratamiento de fototerapia.

Laser epilation treatment

Esta es la parte en la que se demuestra la profesionalidad del centro donde se realiza, ya que la responsabilidad de un buen resultado depende exclusivamente de la elección de los parámetros adecuados a cada cliente, así como ir adaptándolos en cada sesión para su rápida evolución y resultado satisfactorio.

Con un buen equipo para fotodepilación IPL, como los equipos Depitotal® que tenemos en Cosma, se consiguen unos resultados equivalentes al láser. Es decir, una depilación rápida, progresiva, segura y de gran permanencia en cualquier parte del cuerpo sin que el costo económico sea tan excesivo.

¿Cómo funciona?

La fotodepilación se basa en el principio de fototermolisis selectiva.

Según este principio, la melanina absorbe la luz (foto) y conduce esta al folículo piloso, donde transformada en calor (termo) quema y destruye (lisis) las células germinativas de forma selectiva.

¿Qué resultados se consiguen?

Más de dos millones y medio de tratamientos realizados desde 1999 con la técnica Depitotal®, avalan que por fin se acabó el problema del vello. Con nuestros tratamientos de fotodepilación conseguimos una depilación muy eficaz y de gran permanencia a través de sesiones de reducida duración.

En tratamientos corporales se realizan entre seis y ocho sesiones, con una separación de ocho a diez semanas entre sesiones, con lo que el tratamiento se termina en un intervalo de entre 12 y 18 meses.

En tratamientos faciales se recomienda hacer de diez a doce sesiones, en intervalos de seis a ocho semanas. La duración total en este caso es de 18 meses.

La zona a tratar permanece perfectamente depilada desde la primera sesión y durante todo el tratamiento.

En Cosma confirmamos la eficacia de los equipos y los protocolos de tratamiento desarrollados por Depitotal®, los cuales han sido contrastados por distintos estudios médicos. Casi mil centros de depilación repartidos por todo el país, con más de 2.500.000 tratamientos llevados a cabo, dejan al descubierto la fidelidad del cliente que busca seguridad, profesionalidad y satisfacción en el tratamiento de fotodepilación.

¿En qué casos está indicada?

La fotodepilación es un sistema indicado para eliminar el vello indeseado en cualquier parte del cuerpo, ya sea hombre o mujer.

Tan sólo está contraindicada su utilización en casos de enfermedades de la piel, embarazo o lactancia, y casos de fotosensibilidad.

¿Quién puede llevar a cabo el tratamiento?

En Cosma tenemos una dilatada experiencia a lo largo de más de treinta años y sabemos que una profesional de la estética debe poseer notables conocimientos sobre la piel y el pelo, además de realizar un seguimiento cercano de la evolución del consumidor.

Todos los profesionales que trabajamos con equipos Depitotal®  seguimos un completo programa de formación y seguridad en la utilización de estos equipos.

Depilación LÁSER

¿Cómo será mi tratamiento?

Concertaremos una cita en la que se le informa del protocolo necesario para someterse a un tratamiento de fotodepilación, además de resolver todas las dudas posibles. Una parte muy importante que se realiza es el diagnóstico, en el que figuran todos los detalles del tratamiento: zona a tratar, fototipo de piel, número de sesiones, etc.

A partir de la primera sesión, la zona a tratar permanece perfectamente depilada. El número de sesiones dependerá de factores muy diversos como el fototipo de la piel, el color y el grosor del pelo, densidad, etc. En términos generales, podemos afirmar que el número medio de sesiones es de 6 a 8 en tratamientos corporales y de 8 a 10 en faciales.

Tras un gran número de investigaciones realizadas, así como de nuestra experiencia personal, podemos concluir que para que una sesión de fotodepilación sea más efectiva tenemos que destruir el mayor número de pelos en fase anágena o de crecimiento. Para ello será necesario que la zona a tratar no haya sido tratada con ningún otro sistema de depilación en el que se haya tenido que arrancar el pelo durante, al menos un mes anterior a la fotodepilación, para un mejor resultado y aprovechamiento de la sesión.

Cada zona del cuerpo tiene un crecimiento y duración distinta de las diferentes fases del pelo por influencias hormonales en su mayoría. Por este motivo, la sesión será más eficiente espaciando las sesiones en función de la duración de la fase anágena, no siendo necesario ni recomendable depilar todos los meses. Optaremos por seguir el crecimiento del pelo, espaciando lo más posible las sesiones sin que supere los cuatro meses.

El intervalo entre sesiones dependerá también de la existencia o no de pelo en la zona y de la velocidad de crecimiento en cada zona y persona. De media, se puede afirmar que tras una sesión de corporal, la zona tratada se mantendrá sin necesidad de depilar más de dos meses.

Al término del tratamiento, que  puede llevar en torno a 12 meses en tratamientos corporales y 18 meses en tratamientos faciales, la zona tratada permanecerá perfectamente depilada de forma prácticamente permanente.

La experiencia que hemos tenido en Cosma con la fotodepilación es totalmente garantizada y plenamente satisfactoria, siempre siguiendo las indicaciones que nuestras profesionales realizan.

¡Hasta pronto!

yo-199x300

María José Cánovas

Directora de Belleza Cosma

@MariaJCanovas