p_mG_7Kd

La micropigmentación y las diferencias con el tatuaje.

Desde hace más de 8.000 años, tanto el hombre como la mujer recurren al adorno del cuerpo empleando distintos dibujos y mensajes, bien para transmitir una idea mística o religiosa, o bien simplemente como técnica de camuflaje.

A partir de que en el siglo XVIII el tatuaje floreciera en Japón, hemos vivido una continua evolución con relación a ésta técnica. Tuvo que llegar el año 1880 para que  el americano Samuel O´Reilly, diseñara en Nueva York el primer aparato eléctrico de tatuaje. Este sirvió como punto de partida para alcanzar el alto nivel de instrumentación que poseemos en la actualidad.

Sin embargo, no fue hasta el año 1940 cuando un grupo de médicos introdujeron, de manera profesional, el uso del tatuaje en la cirugía reconstructiva y dermatológica.

Ya en la década de los 80, el maquillaje permanente es introducido en Europa directamente desde Oriente. En España aparecen las primeras casas comerciales que integran esta técnica oriental con el desarrollo experimentado en Estados Unidos.

En los años 90, la evolución de esta técnica permite su profesionalidad  y especialización en la aplicación médico-estética, adquiriendo entonces la actual terminología de #micropigmentación.

El servicio de micropigmentación ha experimentado en España un crecimiento exponencial, desde 1992 hasta nuestros días. Esta evolución ha provocado que los medios de comunicación se hiciesen eco de esta nueva técnica de belleza, permitiendo así una mejor difusión en la sociedad.

Diapositiva9

LA MICROPIGMENTACIÓN O MAQUILLAJE SEMIPERMANENTE.

La micropigmentación consiste en la implantación  de pigmentos hipo alergénicos en las capas superiores de la piel (epidermis).

Una importante ventaja de esta técnica es que, después de una semana desde su aplicación, no requiere mantenimiento ni conservación. Aun así, siempre aconsejamos su retoque una vez pasado un año desde su primer servicio, ya que su duración va diferenciada tanto por el tipo de piel como por su color natural.

Las zonas que se pueden micropigmentar en facial son labios, eye-liner y cejas. La elección del tono a emplear irá en función tanto del color natural del pelo como del tono de la piel y la mucosa labial.

Diapositiva6

En pieles secas o en personas mayores suele tener una mayor duración,  puesto que su renovación celular es más lenta. A las personas morenas se les suele fijar más que a las personas rubias o de piel clara. En cuanto a las zonas de mayor fijación, podemos decir que la que la más duradera es eye-liner, seguida de labios y, por último, cejas.

Además, es bien conocida la aplicación de la micropigmentación en zonas con secuelas de intervenciones quirúrgicas y cirugías estéticas, de las cuales nos pudo quedar una cicatriz que deseamos hacer desaparecer.

DIFERENCIAS ENTRE TATUAJE Y MAQUILLAJE SEMIPERMANENTE (MICROPIGMENTACIÓN).

Las dos técnicas tienen mucho en común, ya que incluso su forma de aplicación es exactamente igual, pero hay unas diferencias muy contundentes entre ellas para atrevernos a compararlas.

Diapositiva10

Principales puntos diferenciadores:

  1. Traumatización de la zona: la micropigmentación se trabaja a nivel de epidermis, por lo que su cicatrización es 10 veces menor que en el caso del tatuaje.
  2. Los pigmentos: la micropigmentación emplea pigmentos más brillantes y de mayores dimensiones, siendo así reabsorbidos por la piel y permitiéndonos realizar cambios de color y de diseño.
  3. Sin disolución en alcohol: los pigmentos que empleamos en estética no llevan disolución en alcohol, facilitando así la expulsión del pigmento.

¡Hasta pronto!

yo-199x300

María José Cánovas

Directora de Belleza Cosma